Edutedis

900 101 694
¿Te llamamos?

¿Qué son los contratos de formación en alternancia?

El contrato de formación en alternancia es la nueva herramienta del Gobierno para incentivar el empleo juvenil, uno de los problemas estructurales que tiene nuestro país. Este nuevo contrato permite a las empresas agrandar la plantilla con jóvenes de hasta 30 años para que mejoren su empleabilidad y cualificación.

Se prevé que sea el contrato laboral con más ventajas para la empresa este año y que sea la alternativa al contrato temporal. Las empresas podrán contratar desde 3 meses a 2 años y aplicar una bonificación del 100% en los seguros sociales durante su vigencia.

Características del contrato de formación en alternancia de la nueva Reforma laboral.

Esta nueva modalidad contractual se efectuó el 31 de marzo. La posibilidad de ampliación del rango de edad de la persona a contratar hasta los 30 años es uno de los factores a destacar. Esta posibilidad va a permitir la recalificación de empleados provenientes de otros sectores económicos que se habían visto perjudicados debido a la pandemia del virus COVID-19.

En este contrato, la actividad que realice el trabajador debe estar relacionada con la formación que está adquiriendo y debe estar tutorizado por un representante de la empresa y del centro formativo.

Otro factor a tener en cuenta es que las empresas con medidas de flexibilidad interna podrán concertar contratos. Sin embargo, el contrato de formación en alternancia no permite que las personas contratadas sustituyan funciones realizadas por personas afectadas de suspensión o reducción de jornada.

 

¿Por qué puede ser útil el contrato de formación en alternancia para tu empresa?

Esta nueva modalidad contractual es la que más ventajas puede aportar a la empresa. En estos momentos es el único contrato bonificado que permite aplicar 3 bonificaciones mensuales:

        Reducción de los seguros sociales

        Bonificación del 100% de la formación teórica

        Bonificación adicional en concepto de tutorización (entre 60 y 80€)

La empresa podrá contratar sin limitación de personas con esta nueva modalidad, lo que supone una gran oportunidad para ampliar plantilla. 

En el caso de que se tenga que cesar a un trabajador, no se exige la devolución de los beneficios aplicados en la Seguridad Social, siempre y cuando la empresa respete las obligaciones del contrato.

En el caso del empleador, los requisitos son sencillos para acceder a este nuevo convenio. Se debe ajustar la formación del trabajador al puesto de trabajo, designar un tutor cualificado que tenga experiencia profesional en el sector y por último, la empresa deberá suscribir el acuerdo de la actividad formativa a la representación legal de los trabajadores.

¿Cómo se puede beneficiar el trabajador del contrato de formación en alternancia?

El contrato de formación en alternancia puede ser la mejor oportunidad para trabajadores jóvenes en búsqueda de su primera oportunidad laboral. Permite una preparación teórica y práctica para desarrollar la profesión.

Asimismo, es el convenio que permite más estabilidad laboral porque se puede permanecer en él hasta dos años.

Otra de las novedades es que permite acceder a la prestación por desempleo a la finalización del contrato.

En conclusión, esta nueva modalidad va a permitir minorar uno de los problemas más graves de nuestra sociedad: la alta tasa de desempleo juvenil. Va a permitir mejorar la competitividad y enriquecer la empresa con personas jóvenes que buscan su hueco en un mercado laboral cada vez más competitivo. 

Ventajas del contrato de formación en alternancia para autónomos

Los constantes cambios del mercado laboral provocan que los autónomos tengan que renovarse y adaptarse a las nuevas tendencias de empleo.

En primer lugar, este contrato permite más flexibilidad en la duración del convenio. En esta nueva modalidad se permite ampliar la plantilla por un tiempo mínimo de tres meses y máximo de dos años.

Otra de las ventajas que ofrece es la reducción de costes en Seguridad Social para añadir más personas en la plantilla. Este ahorro anual puede ayudar a la viabilidad de un negocio o la posibilidad de invertir el dinero ahorrado en otros activos.

Este tipo de contrato, además, permite contratar a cualquier candidato que cumpla los requisitos que se piden. Asimismo, se abre la posibilidad de contratar a un familiar, siempre y cuando sea menor de 30 años.

Tal como se menciona anteriormente, este convenio permite incentivar la contratación mediante bonificaciones, entre las que se destacan la del 100% del importe de la formación, una bonificación por tutorización y un incentivo por conversión a contrato indefinido. En este último caso, las empresas podrán obtener una reducción en las cuotas de la Seguridad Social de 1500 euros durante los tres primeros años o de 1800 euros en el caso de que la persona contratada sea una mujer.

En conclusión, los contratos de formación en alternancia son una herramienta a tener en consideración para los trabajadores a cuenta propia para poder hacer crecer la empresa con un menor coste y que permita aumentar el valor de la plantilla.